DVV » Publicaciones » Educación de Adultos y Desarrollo » Ediciones » Número 61 » EDUCACIÓN BÁSICA Y ALFABETIZACIÓN » Un ejemplo de alfabetización en el lugar de trabajo

Abdul Moktader Mamoon

La alfabetización en el lugar de trabajo no es una corriente educativa nueva, sino un tipo de educación no formal que se refiere a la forma como se aborda su provisión, y que permite que la gente acceda a la alfabetización dentro de su respectivo ambiente laboral y durante el tiempo de trabajo. Este tipo de cursos fue diseñado específicamente por una organización internacional con experiencia en la provisión de alfabetización, para un grupo de trabajadores analfabetos de YOUNGONE (la fábrica más grande de ropa deportiva de Bangladesh, y que trabaja para la exportación). La idea de una alfabetización en el lugar de trabajo es muy nueva en Bangladesh, y por consiguiente sólo se la ha utilizado en el sector corporativo, de manera particular en empresas productoras de prendas de vestir. El autor trabaja como coordinador de educación en Dhaka, Bangladesh.

Un ejemplo de alfabetización en el lugar de trabajo

Antecedentes del curso

La tasa de alfabetismo de adultos en Bangladesh ronda el 42,3 % (Banco Mundial, Informe sobre Desarrollo Humano, 2001), aunque las estadísticas gubernamentales la colocan en un 65,5 %. Bangladesh está por detrás de muchos otros países de Asia en lo que se refiere a los resultados obtenidos en la alfabetización. La gente sostiene diferentes puntos de vista en cuanto a las razones de este pobre desempeño, pero por lo general se reconoce que la principal razón es la pobreza. Una gran parte de la población de Bangladesh tiene un estándar de vida bajo, tiene niveles mínimos de ingresos y es analfabeta.

La firma coreana YOUNGONE es una de las mayores fábricas exportadoras de ropa deportiva del mundo. Según opinión generalizada es también la mayor inversora individual en Bangladesh. «Nike» es la principal compradora de los productos de YOUNGONE, cuyas exportaciones van su mayor parte a Europa Occidental. Los ejecutivos de YOUNGONE decidieron proporcionar las destrezas básicas de la alfabetización a todos sus trabajadores/as analfabetos/as, con el fin de conseguir una fuerza de trabajo plenamente alfabetizada. La idea de alfabetizar a los trabajadores/as provino inicialmente de Nike. Fue el resultado de una campaña de «ropa limpia» de parte de ONG y activistas que trabajan en Europa, y de un movimiento por la limpieza y seguridad de los trabajadores/as en sus respectivos lugares de trabajo. La misma Nike se comprometió a reformar sus acostumbradas prácticas laborales. Este compromiso se aplicaba también a sus operaciones subsidiarias y contractuales. Nike mostró una fuerte voluntad de reforma en seis áreas clave: higiene y salud; trabajo infantil; seguimiento independiente; educación de los trabajadores/as; crédito microempresarial, y la financiación de una investigación sobre prácticas comerciales responsables. Al ser YOUNGONE una planta que produce para Nike, está en proceso de llevar a término la mayor parte de los compromisos asumidos por Nike.

YOUNGONE opera siete factorías en Bangladesh, con aproximadamente 20 mil trabajadores/as. Por medio de un sondeo básico sobre alfabetización, YOUNGONE descubrió que más del 20 por ciento del total de su fuerza de trabajo era analfabeta. Entonces los ejecutivos de la empresa seleccionaron un grupo de trabajadores analfabetos/as e invitaron a Concern (una ONG internacional que trabaja en Bangladesh en salud, educación y desarrollo comunitario) a que diseñara y facilitara un curso de alfabetización. Concern diseñó un curso de alfabetización de seis meses para 3.600 trabajadores/as de las factorías de Dhaka y de Chittagong.

Antecedentes de los trabajadores/as

La mayor parte de las personas que trabajan en YOUNGONE son mujeres procedentes de familias pobres, cuyas edades oscilan entre los 15 y los 35 años. Las trabajadoras analfabetas jamás habían asistido a la escuela cuando eran niñas, a causa de su pobreza y de otras barreras sociales. Tuvieron suerte al encontrar trabajo en estas factorías, careciendo de toda capacidad de lectura y escritura, habiendo como hay en el país millones de personas que sí saben leer y escribir y no tienen trabajo.

La puesta en práctica del curso

El currículum del curso

El curso de alfabetización en el lugar de trabajo fue diseñado especialmente para los trabajadores/as con el Enfoque de Experiencia Lingüística (Language Experience Approach – LEA).1 En este enfoque de la alfabetización no se usaba ningún material impreso, sino que en su lugar los profesores/as animaban a los/as participantes a que identificaran palabras, frases y términos numéricos ampliamente usa- dos en las factorías de YOUNGONE y que resultaban específicos para las propias necesidades de alfabetización de los/as estudiantes. De esta manera la terminología enseñada en el curso reflejaba temas que eran parte de la vida cotidiana de los/as participantes, de su contexto laboral y del código de conducta vigente en el local de la factoría, incluyendo avisos, instrucciones, directivas, etiquetas y paquetes de productos, y en general el lenguaje más usado en las factorías.

La selección de estudiantes

Siguiendo el convenio establecido entre Concern y YOUNGONE, Concern seleccionó a los/as estudiantes mediante un proceso llamado el «test amable». El test proporcionaba una impresión del actual nivel de alfabetización de los trabajadores/as, y también resultó útil para la formación de grupos con deficiencias comunes de aprendizaje. Concern seleccionó también a los facilitadores/as de alfabetización, sirviéndose de entrevistas, y organizó un curso de capacitación de cinco días para los profesores/as con la intención de proveerles orientación sobre el currículo, sobre la organización del aula, sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje y sobre la forma de evaluar los progresos de los/as estudiantes.

Las competencias del curso

El curso se basaba en las destrezas elementales de la lectura y la escritura, junto con algunas destrezas numéricas, lo que incluye las siguientes competencias:

Lectura
  • Lectura comprensiva de palabras de 4 letras con diferentes signos en bangla (el idioma nacional de Bangladesh) y algunas palabras clave escogidas del inglés, por ser relevantes para el tabajo.

  • Lectura de frases de hasta 6 palabras en bangla.

  • Lectura de números, del 1 al 100, tanto en bangla como en inglés.

Escritura

  • Seguir un dictado escribiendo palabras que han leído tanto en bangla como en inglés.

  • Escribir por lo menos 3 oraciones relacionadas con su propia formación en bangla.

  • Seguir un dictado escribiendo los números, entre el 1 y el 100, tanto en bangla como en inglés (forma numérica).

Aritmética

  • Sumar 2 cantidades de 2 dígitos, y restar 2 cantidades.

  • Familiarizarse con el lugar que ocupan las unidades, las decenas y las centenas.

  • Adquirir ideas básicas de multiplicación, división y unidades de medida.

La organización de las clases

Se organizó 120 clases, con 20 participantes en cada clase. A través de este sistema se tenía cada día un total de 120 sesiones. Cada estudiante tenía que asistir a clases en días alternos y recibía un total de 72 horas de enseñanza.

El proceso de aprendizaje

Como se ha mencionado anteriormente, en las clases de alfabetización se siguió el Enfoque de Experiencia Lingüística. Este enfoque permite que los/as estudiantes empiecen a aprender un idioma partiendo de su propio vocabulario y sus propios patrones lingüísticos. Los/as estudiantes pueden optar por contextos de aprendizaje que pueden ser palabras u operaciones. Primero se familiarizan con el contexto y después empiezan a aprender las letras y los signos de las vocales. Cuando han aprendido unas cuantas las letras se sirven de ellas para construir nuevas palabras. De esta manera aprenden las habilidades básicas de la lectura y la escritura. También aprenden los números y el cálculo simple, utilizando ejemplos de la vida real.

Apoyo operativo

Concern proporcionaba asistencia técnica en forma de supervisión y seguimiento del programa. El programa empezó en septiembre del 2001 y concluyó en abril del 2002. Concern aseguró la supervisión del curso enviando por siete meses un supervisor experimentado, durante los períodos de organización, ejecución y evaluación del curso. El supervisor visitaba diariamente las clases de alfabetización para observar el proceso de aprendizaje y los progresos de los/as estudiantes, y para proveerles apoyo inmediato a los profesores/as. Los ejecutivos de YOUNGONE proporcionaron apoyo administrativo y logístico a través de consejeros, garantizaron la asistencia regular a las clases y ofrecieron un apoyo para el seguimiento.

Evaluación del curso

Después de completados todos los cursos tuvo lugar un curso de evaluación que incluía una prueba escrita y otra oral para cada estudiante, entrevistas con profesores/as y consejeros/as, y un análisis de los documentos de monitoreo.

Resultados de la evaluación

Índices de asistencia y resultados de las prueba

En la evaluación de la alfabetización en el lugar de trabajo se analizó desde una perspectiva estadística la correlación existente entre índices de asistencia y resultados de las pruebas. Se pudo establecer una correlación positiva de 0,7459813.

Resultados que obtuvieron los/as estudiantes en las diferentes categorías

Se categorizó los resultados de las pruebas en cuatro diferentes niveles, de acuerdo con los niveles de calificación:

  • El 28 % de los/as estudiantes obtuvieron de 80 a 100 % (grado ‘A’).

  • El 24 % de los/as estudiantes obtuvieron de 60 a 79 % (grado ‘B’).

  • El 29 % de los/as estudiantes obtuvieron de 40 a 60 % (grado ‘C’).

  • El 19 % de los/as estudiantes obtuvieron menos del 40 % (grado ‘D’).

Asistencia

  1. La tasa general de asistencia fue sumamente pobre, arrojando un promedio del 31 %.
  2. Durante la temporada baja la asistencia fue mayor que durante la temporada alta, un indicio de que la presión de la producción es la principal causa de las pobres tasas de asistencia.

Las pruebas de competencia

  1. Los/as estudiantes se desempeñaron mejor en el componente de aritmética que en las destrezas orales y escritas, tanto en bangla como en inglés.
  2. Los/as estudiantes estuvieron bien en cálculo, pero débiles en escritura descriptiva.
  3. El rendimiento general de los/as estudiantes fue bueno (61 %) si se considera sus índices de asistencia, y podría ser mejor si asistieran a clases de manera más regular.
  4. Un número significativo de estudiantes obtuvo más de un 80 %.

Sostenibilidad

La sostenibilidad de las habilidades de alfabetización depende completamente de las oportunidades que haya para practicarlas. De hecho las personas recién alfabetizadas tendrán la oportunidad de practicar sus habilidades de lectura y escritura en los locales de las factorías de YOUNGONE, con lo que los resultados positivos de este proyecto serían sostenibles.

Conclusión

Este proyecto de alfabetización en el lugar de trabajo muestra que si los ejecutivos de alto nivel tienen la voluntad de tomar la iniciativa, pueden apoyar el desarrollo de su personal. YOUNGONE es una empresa manufacturera de estas características y está intentando mejorar la situación en sus factorías. Otros empresarios industriales de Bangladesh pueden aprender de YOUNGONE cómo se establece un entorno saludable en sus factorías. La alfabetización en el lugar de trabajo constituye un intento de proporcionar oportunidades educativas a los trabajadores/as, y podría ser ampliamente imitado a lo largo y ancho del sector corporativo.

Nota

1 Un sistema de aprendizaje centrado en el/la estudiante y que facilita el contexto del aprendizaje utilizando los patrones del propio lenguaje de los/as estudiantes.