DVV » Publicaciones » Educación de Adultos y Desarrollo » Ediciones » Number 71 » PRESENTACIÓN DE LOS PUNTOS DE REFERENCIA SOBRE ALFABETI ZACIÓN DE ADULTOS Y DEL LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN DE ABUJA » Por qué son necesarios los Puntos de Referencia

En este extracto del resumen ejecutivo de «Corregir los Errores» se proporciona una somera visión general del argumento en favor de la inversión en alfabetización de adultos.1

Por qué son necesarios los Puntos de Referencia


Según estadísticas de la UNESCO, hay cerca de 1.000 millones de adultos que no saben leer ni escribir. La cifra real probablemente esté más cerca de los 2.000 millones e incluso los supere, si tenemos en cuenta el alfabetismo numérico y el uso efectivo de estas competencias. La mayoría son personas que viven en condiciones de extrema pobreza. Casi dos tercios son mujeres, y aproximadamente uno de cada cinco individuos analfabetos es una persona joven de entre 15 y 24 años de edad. Sin embargo, a estos ciudadanos se les ha dado la espalda durante las últimas décadas. En todo el mundo los gobiernos suscribieron el compromiso de lograr un objetivo de la ONU que promete reducir a la mitad los niveles de analfabetismo para el año 2015, pero la cantidad de dinero que están invirtiendo en programas para alcanzar esa meta es escandalosamente exigua.

El analfabetismo constituye una violación del derecho humano fundamental a la educación. Si ese no es ya argumento suficiente, la Campaña Mundial por la Educación considera que existen cinco razones prácticas convincentes para que los gobiernos y los donantes inviertan ahora en la alfabetización de adultos. Ellas son:

El alfabetismo es esencial para reducir la desigualdad entre los géneros. El alfabetismo aumenta la participación de la mujer en las esferas privada y pública, en la toma de decisiones dentro del hogar, en los asuntos de la comunidad y como ciudadana activa en la vida del país. Los programas de alfabetización de adultos tienen un gran impacto en la autoestima de la mujer, empoderándola para desencadenar los recursos económicos, sociales, culturales y políticos.


El alfabetismo de los adultos es fundamental para el desarrollo saludable y la educación de los niños, especialmente de las niñas. Cada año suplementario de educación de la madre está asociado a una significativa disminución de la mortalidad infantil y a un mejoramiento de la salud de los niños. Los padres más educados crían hijos más educados. Los niños cuyos padres (especialmente la madre) saben leer y escribir permanecen en la escuela por más tiempo y rinden mejor.

Literacy is vital to human and economic development. Improv ing literacy levels would deliver significant economic benefits both for individuals and for countries. Multi-country studies show clear connections between literacy levels in a country and both eco nomic output and GDP per capita growth By the same token, cur rent high rates of illiteracy among women and the poor are limiting the impact of programmes designed to boost livelihoods, improve incomes, protect the environment, deliver clean water, promote civic participation and democracy, and fight killer diseases. Unless the intended target group possesses basic literacy and numeracy skills, many of these programmes will not work properly, and there is even a risk that those who already have power and resources (who tend to be more literate and male) will capture the benefits.

El alfabetismo es esencial para el desarrollo humano y económico. Mejorar los niveles de alfabetismo redundaría en importantes beneficios económicos para los individuos y los países. Los estudios multinacionales revelan una conexión inequívoca entre el nivel de alfabetismo de un país, por un lado, y tanto su producción económica como el crecimiento del PIB per cápita, por otro. Del mismo modo, la alta tasa actual de analfabetismo de la mujer y de la población pobre está limitando el impacto de los programas diseñados para aumentar los medios de subsistencia, mejorar los ingresos, proteger el medio ambiente, suministrar agua potable, promover la participación cívica y la democracia y luchar contra las enfermedades mortales. A menos que el grupo objetivo al que se pretende llegar posea competencias básicas de escritura, lectura y cálculo, muchos de estos programas no funcionarán adecuadamente, e incluso existe el riesgo de que los que ya tienen el poder y los recursos (que tienden a ser hombres y más educados), sean los beneficiados.

El alfabetismo es esencial para luchar contra el SIDA. La pandemia del SIDA está creando una generación perdida de huérfanos y niños vulnerables que están creciendo sin educación. Como advirtió el Banco Mundial, si esta tendencia continúa así, sin restricción alguna, podría paralizar a las economías africanas durante las décadas futuras. Los programas de alfabetización de adultos pueden desempeñar un papel preponderante como reductores de la propagación del VIH/SIDA y para dar a las comunidades la oportunidad de reaccionar ante un mundo en el que el VIH/SIDA afecta todas las dimensiones de su vida.

Taller Reflect en Munigi Village, Goma

Taller Reflect en Munigi Village, Goma
Fuente: Kate Holt/Eyevine/ActionAid

 

 

 

 

 

 

 

Los programas de alfabetización de adultos funcionan. Finalmente, la investigación contenida en este informe preparado por la CME demuestra que, al contrario de lo que habitualmente piensan los donantes, los programas de alfabetización de adultos pueden ser asequibles y eficaces. Los estudios de investigación de este último tiempo, sobre todo los realizados para preparar el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2006, respaldan esta idea. Y con ello se echa por tierra cualquier excusa que puedan seguir teniendo los gobiernos y los donantes para no cumplir con sus responsabilidades hacia los jóvenes y adultos analfabetos.

El alfabetismo es, en suma, el fertilizante necesario para que el desarrollo y la democracia echen raíces y crezcan. Es el ingrediente invisible de cualquier estrategia eficaz para erradicar la pobreza. Lamentablemente, en estos últimos años se ha vuelto demasiado invisible.

Los objetivos de Educación para Todos (EPT) de la ONU, según se acordaron en Jomtien en 1990 y se ratificaron en Dakar en 2000, incluyen un decidido compromiso con la educación permanente, como también una promesa de reducir el analfabetismo a la mitad para el año 2015. Muchos de quienes trabajan en esta área consideran, sin embargo, que después del Foro de Dakar el movimiento de la EPT ha orientado sus fondos y su voluntad política casi exclusivamente hacia la expansión de la educación primaria formal, en detrimento de los sectores no tradicionales, como la educación de adultos y preescolar.

Lo anterior no sólo resulta inaceptable, sino que además demuestra una extrema falta de visión de futuro. Si se pretende que la Educación para Todos contribuya plenamente al desarrollo y a la reducción de la pobreza, ella tiene que ser realmente «para todos», o sea, estar orientada a todos los grupos sociales que necesitan adquirir competencias y conocimientos básicos, no sólo a los menores de 12 años. Si bien el hecho de lograr que todos los niños asistan a la escuela representa una tarea ardua y urgente, los denodados esfuerzos por alcanzar la educación primaria universal no tienen que emprenderse ni deben realizarse a expensas de las otras dimensiones de la EPT. Asimismo, como se explica más adelante, la alfabetización de adultos está intrínsecamente vinculada al éxito de los demás objetivos de la EPT. Según nuestros estudios de investigación, con sólo el 3 % del presupuesto anual del Ministerio de Educación sería posible alcanzar el objetivo de alfabetización de la EPT.

Taller Reflect en Munigi Village, Goma

Por mucho tiempo, los gobiernos y los donantes se han amparado en la idea muy difundida de que los programas de alfabetización de adultos no funcionan, o que simplemente no se puede enseñar a los adultos, al menos no con programas en gran escala, lo cual es una percepción absurda. La contradicen, desde luego, los resultados positivos de muchos programas de alfabetización de adultos que se han implementado en épocas anteriores, sobre todo en contextos posrevolucionarios, donde existía una verdadera voluntad política y un ímpetu sostenido. Sin embargo, justamente porque ahora muchos de estos programas ya no están en funcionamiento, ha sido difícil encontrar pruebas de éxito más recientes, especialmente en una modalidad sencilla y práctica que pueda ser utilizada por quienes planifican y formulan las políticas.

 

 

Taller Reflect en Munigi Village, Goma Fuente: Kate Holt/Eyevine/ActionAid

 

 

1 Texto publicado inicialmente en «Corregir los Errores. Puntos de Referencia Internacionales sobre la Alfabetización de Adultos», ActionAid, 2005.